gestoriafiscal.com.

gestoriafiscal.com.

Cómo hacer un balance general para PYMES

¿Qué es un balance general?

El balance general es el documento financiero más importante que una empresa utiliza para mostrar su situación financiera actual. Ofrece un resumen de todos los activos, pasivos y patrimonios que la empresa posee en un momento determinado.

Para las pequeñas y medianas empresas, el balance general es esencial. Puede ser utilizado para tomar decisiones financieras importantes, como la obtención de préstamos o inversiones de capital, y para planificar el éxito a largo plazo de la empresa.

¿Por qué es importante hacer un balance general?

El balance general es esencial para la gestión financiera y contable de las PYMES por varias razones:

  • Proporciona una imagen clara de la situación financiera de la empresa a los inversores, accionistas y otros interesados.
  • Ayuda a la empresa a gestionar sus activos y pasivos de manera más efectiva.
  • Permite a los proprietarios hacer proyecciones financieras y tomar decisiones informadas.
  • Proporciona una base sólida para hacer planes financieros a largo plazo.

1. Determinar la fecha de cierre para el periodo contable

La fecha de cierre es la fecha en la que se cierra el libro de contabilidad para el periodo de tiempo específico que estás analizando. El balance general muestra una imagen instantánea de la situación financiera de la empresa en una fecha específica. Es importante asegurarse de que la fecha de cierre sea precisa, ya que cualquier error puede afectar la precisión del balance general.

2. Listar los activos de la empresa

Los activos incluyen todos los bienes tangibles e intangibles controlados por la empresa. Esto podría incluir efectivo, cuentas por cobrar, inventario, equipo y propiedades. Es importante ser minucioso al incluir todos los activos, independientemente de su tamaño o valor relativo.

3. Listar los pasivos de la empresa

Los pasivos incluyen todas las obligaciones económicas de la empresa, incluyendo préstamos, facturas por pagar, impuestos y salarios por pagar. Es importante tener en cuenta las fechas de vencimiento de los pagos de los pasivos, ya que esto puede ser importante para la planificación financiera.

4. Calcular el patrimonio neto de la empresa

El patrimonio neto se calcula restando los pasivos de los activos. Este número proporciona una imagen clara de cuántos recursos ha acumulado la empresa a lo largo del tiempo. El patrimonio neto también incluirá cualquier inversión adicional de capital o retiros de éste realizado por los proprietarios.

5. Ajustar el balance general por eventos especiales

El balance general se puede ajustar para reflejar eventos especiales que pueden haber afectado al resultado final del periodo contable. Esto podría incluir cambios en el mercado, inversiones de capital importantes o eventos imprevistos, como accidentes o desastres naturales.

6. Revisar y verificar el balance general

Es importante revisar el balance general cuidadosamente para detectar posibles errores. Los errores pueden afectar la precisión del balance general y, por lo tanto, pueden impactar las decisiones financieras de la empresa. También es importante verificar los datos del balance general, como la fecha de cierre y las transacciones especiales.

Conclusiones

En resumen, hacer un balance general es clave para la gestión financiera y contable de las PYMES. Este es un documento financiero vital que proporciona una imagen instantánea de la situación financiera de una empresa. Siguiendo los pasos descritos en este artículo, cualquier PYME puede hacer un balance general precisos y útiles para sus necesidades financieras.