gestoriafiscal.com.

gestoriafiscal.com.

Cómo preparar tus registros contables para la declaración de impuestos

Introducción

La temporada de impuestos es una época que, desafortunadamente, les da dolores de cabeza a muchos propietarios de negocios. Introducir todos los ingresos y gastos de un año puede ser una tarea abrumadora, pero hay ciertas cosas que puede hacer para preparar sus registros contables para la declaración de impuestos y, de esta manera, no perder tiempo en el último minuto para hacerlo.

Ten tus registros financieros organizados

Antes de que llegue el momento de presentar tus impuestos, es muy importante que tengas tus registros financieros bien organizados. Si utilizas un software contable, asegúrate de que defines y categorizas correctamente cada gasto, cada ingreso, los impuestos y cualquier otro elemento importante que debas tener para tu negocio. Esto hará que sea mucho más fácil a la hora de utilizar los informes financieros para presentar tus impuestos.

Realizar un seguimiento de todos tus gastos

Es importante mantener un registro de todos los gastos que realizas, independientemente de si se trata de dinero en efectivo o de un pago con tarjeta de crédito. Incluso los gastos pequeños pueden sumar significativamente durante todo el año y, por lo tanto, no se pueden ignorar. Por lo tanto, asegúrate de llevar un seguimiento de todos tus gastos, ya sea usando una aplicación móvil o utilizando una plantilla de Excel para hacerlo.

Guarda tus recibos

Además de hacer un seguimiento de tus gastos, es igualmente importante guardar todos los recibos de gastos. Estos recibos son muy importantes para demostrar que ciertos gastos son deducibles o para recuperar el IVA pagado en esos gastos. Para maximizar tus ahorros fiscales, tienes que ser capaz de demostrar para que usaste el dinero y quién fue el receptor del pago.

Diferencia entre gastos y activos

Otro aspecto importante que debes comprender es la diferencia entre gastos y activos. Los gastos son los costos que se deducen por completo en el año fiscal en el que se realizó el gasto. Por otro lado, los activos son los costos de los grandes bienes que duran más de un año y se depreciarán en varios años. Es importante tener en cuenta esto para asegurarte de que estás categorizando tus gastos de manera correcta.

Revisar y verificar tus informes financieros

Una vez que hayas organizado tus registros contables y hayas compilado todos tus gastos y recibos, es importante revisarlos cuidadosamente. Revisa tus informes financieros para asegurarte de que todos los números coinciden. Verifica que la información fiscal sea correcta y coherente. Esto reducirá el riesgo de errores y de tener que hacer enmiendas en tu declaración.

Planificación fiscal

Si eres dueño de un negocio, planificar con anticipación puede ser una estrategia efectiva para reducir tus impuestos sobre la renta anual. Para hacer esto, deberás evaluar todos tus gastos personales del año, impuestos empresariales, estructura empresarial y, de ser posible, anticipar futuros gastos empresariales y luego aplicar deducciones fiscales que te pueden ayudar a reducir la cantidad de impuestos que debes al gobierno.

Conclusión

En general, la preparación de tus registros contables para la declaración de impuestos implica un enfoque organizado y sistemático para documentar cuidadosamente tus gastos y recibir todos los deducibles y los créditos fiscales posibles. Si haces un seguimiento adecuado de tus ingresos, gastos y recibos, categorizas de forma coherente y revisas y verificas tus declaraciones financieras, estarás en camino a presentar sin problemas y sin sorpresas desagradables en el futuro.