gestoriafiscal.com.

gestoriafiscal.com.

Los aspectos legales que debes considerar en tus registros contables

Introducción

Los registros contables son una parte fundamental para cumplir con las obligaciones fiscales y contables de cualquier empresa. Deben reflejar con precisión todas las transacciones y movimientos financieros que lleva a cabo el negocio para poder hacer un seguimiento adecuado de su situación económica y financiera. Sin embargo, no solo es importante llevar correctamente los registros contables desde un punto de vista contable, también hay que tener en cuenta los aspectos legales que intervienen en esta tarea. En este artículo vamos a analizar qué aspectos legales deben considerarse a la hora de llevar los registros contables de una empresa.

La obligación de llevar registros contables

La obligación de llevar registros contables es un requisito básico para cualquier empresa, tanto si es una pequeña o mediana empresa como si es una gran corporación. El Código de Comercio establece que todas las empresas están obligadas a llevar una contabilidad ordenada, adecuada y veraz de su actividad económica. Por lo tanto, es importante que cualquier empresa lleve un registro diario de las operaciones económicas que se realizan, independientemente de su naturaleza. Esto incluye la emisión y recepción de facturas, los pagos y cobros, las compras y ventas, los gastos e ingresos, entre otros.

La legislación contable y fiscal

La legislación contable y fiscal es la que rige la llevanza de los registros contables de una empresa. Esta normativa establece los requisitos que deben cumplirse en la elaboración de los estados financieros y en la elaboración de los libros contables. En España, la principal normativa en materia contable es el Plan General de Contabilidad (PGC), que se actualizó por última vez en 2007. El PGC establece las normas y los principios contables que deben aplicarse en la elaboración de los estados financieros. Además, la Ley General Tributaria (LGT) establece las obligaciones que tienen las empresas en materia de facturación y llevanza de los libros contables y registrales. En este sentido, las empresas deben llevar los libros contables obligatorios (diario, mayor e inventario) y mantenerlos al día.

La conservación de los registros contables

La conservación de los registros contables es un aspecto fundamental en la gestión de la documentación contable y fiscal de una empresa. Todos los documentos contables deben conservarse durante un tiempo mínimo de 6 años desde el último asiento realizado. Este plazo de conservación es importante por si fuera necesario presentar la documentación a las autoridades fiscales o contables. En caso de no cumplir con este plazo de conservación, la empresa puede ser sancionada y penalizada.

La validez de los registros contables

Los registros contables deben ser veraces y reflejar fielmente la actividad económica que ha llevado a cabo la empresa. Además, deben estar correctamente clasificados y valorados para que los estados financieros sean exactos. La validez de los registros contables depende, en gran medida, de que se lleven a cabo los registros de forma diligente y que se sigan las normas contables y fiscales establecidas. En caso contrario, los registros contables pueden ser impugnados y no tener validez.

El papel del asesor contable y fiscal

El asesor contable y fiscal juega un papel fundamental en la gestión de los registros contables y fiscales de una empresa. Este profesional es el encargado de asesorar a la empresa en materia contable y fiscal, y de llevar a cabo las gestiones necesarias para cumplir con las obligaciones fiscales y contables. Además, el asesor contable y fiscal es el encargado de velar por el cumplimiento de las normas contables y fiscales en la elaboración de los estados financieros y en la gestión de los registros contables. Por lo tanto, es importante contar con un buen asesor contable y fiscal para evitar posibles sanciones o penalizaciones en el ámbito contable y fiscal.

Conclusiones

En resumen, llevar registros contables es fundamental para cualquier empresa, ya que permite hacer un seguimiento adecuado de su situación económica y financiera. Sin embargo, es importante tener en cuenta los aspectos legales que intervienen en esta tarea para asegurarse de cumplir con las obligaciones contables y fiscales. La legislación contable y fiscal establece los requisitos y las obligaciones que deben cumplirse en la elaboración de los estados financieros y en la llevanza de los libros contables. Además, es importante conservar los registros contables durante un tiempo mínimo de 6 años y que estos sean veraces y estén correctamente valorados y clasificados. En este sentido, contar con un buen asesor contable y fiscal es fundamental para hacer una correcta gestión de los registros contables y fiscales de una empresa. Esto permitirá evitar posibles sanciones o penalizaciones en el ámbito contable y fiscal y asegurar el cumplimiento de las obligaciones legales en esta materia.