gestoriafiscal.com.

gestoriafiscal.com.

¿Qué representa cada apartado del balance general?

Introducción

El balance general es uno de los estados financieros más importantes para cualquier empresa. Representa una instantánea de la salud financiera de la entidad en un momento determinado. Este estado financiero está dividido en tres secciones: activos, pasivos y patrimonio neto. Cada sección del balance general muestra información específica sobre cómo se financió la empresa, cómo se han utilizado los fondos y qué bienes y activos posee la empresa.

Sección de activos

La sección de activos del balance general presenta una lista de los bienes propiedad de la empresa que se espera beneficie a la empresa económicamente en el futuro. Los activos están divididos en dos categorías:

Activos corrientes

Los activos corrientes se espera que se conviertan en efectivo o sean consumidos por la empresa dentro de un año. Incluyen:
  • Efectivo y equivalentes de efectivo: Todo el dinero en efectivo que la empresa posee, así como los equivalentes de efectivo, como los estampillas de correo y los cheques posfechados.
  • Cuentas por cobrar: Cantidad de dinero que se debe a la empresa por los clientes a los que se les otorgó crédito.
  • Inventarios: Los bienes que la empresa ha comprado o fabricado, pero que aún no ha vendido.
  • Activos en existencias: Los bienes que la empresa ha comprado o fabricado pero que aún no ha utilizado para ningún propósito.

Activos no corrientes

Los activos no corrientes se espera que beneficien a la empresa económica y financieramente durante más de un año. Incluyen:
  • Propiedades, plantas y equipo: Esto incluye los bienes físicos relacionados con la producción de bienes y servicios, como los edificios, maquinaria y herramientas.
  • Propiedad de inversión: Los bienes inmuebles que la empresa posee para obtener un retorno financiero a largo plazo.
  • Activos intangibles: Los bienes que no tienen sustancia física, como patentes, marcas comerciales y derechos de autor.

Sección de pasivos

La sección de pasivos del balance general enumera las obligaciones financieras que la empresa debe cumplir. Los pasivos están divididos en dos categorías:

Pasivos corrientes

Los pasivos corrientes son aquellos que se espera que se cumplan dentro de un año. Incluyen:
  • Deuda a corto plazo: Todos los préstamos y obligaciones a corto plazo que la empresa ha contraído, como créditos y sobregiros bancarios.
  • Cuentas por pagar: Todas las facturas y gastos relacionados con la empresa que aún no se han pagado.
  • Salarios por pagar: Dinero adeudado a los empleados por el trabajo realizado.
  • Impuestos por pagar: Cantidad de impuestos pendientes de pago.

Pasivos no corrientes

Los pasivos no corrientes son aquellos que se espera que se cumplan después de un año o más. Incluyen:
  • Deuda a largo plazo: Todos los préstamos y obligaciones a largo plazo que la empresa ha contraído, como hipotecas y préstamos bancarios.
  • Obligaciones por pensiones: Cantidad adeudada a los empleados para su jubilación.
  • Impuestos diferidos: Cantidad de impuestos pendientes de pago en el futuro.

Sección de patrimonio neto

La sección de patrimonio neto, como su nombre indica, describe la cantidad de dinero que la empresa posee después de deducir todos los pasivos de los activos. Incluyen:
  • Capital social: Dinero aportado por los accionistas para financiar la empresa.
  • Utilidades retenidas: Ganancias retenidas por la empresa como inversión en lugar de distribuirlas a los accionistas como dividendos.
  • Reservas: Dinero reservado para cubrir futuros gastos y contingencias.

Conclusión

En resumen, la información detallada en cada sección del balance general ayuda a los contadores y empresarios a evaluar la situación financiera actual de la empresa. Si los activos superan a los pasivos, la empresa tiene un patrimonio neto positivo, lo que indica una buena salud financiera. En cambio, si los pasivos superan a los activos, la empresa está en peligro financiero. Una empresa que comprende los matices y detalles del balance general está en una mejor posición para tomar decisiones financieras sabias y estratégicas que ayudarán a garantizar su viabilidad a largo plazo.